By: Rocío García On: Noviembre 21, 2017 In: SEO Comentarios: 0

En SEO es muy importante controlar qué páginas queremos que salgan en la búsqueda de Google y cuáles no. Bloquear la indexación es sencillo mediante el uso de metaetiquetas y permite salvar dificultades como, por ejemplo, si no tienes acceso a la raíz del servidor, pero hay que utilizarlas correctamente (y con cabeza) para no perjudicar al total de la web. Vamos a ver algunas claves para su utilización.

El noindex

Mediante esta orden en el código HTML lo que se consigue es que cuando el robot de Google la vea la elimine la página de los resultados de búsqueda. Es independiente de que haya enlaces desde otros sitios web hacia dicha página: ésta no aparecerá. También se puede hacer mediante una cabecera noindex en la solicitud HTTP. Como ves, puedes controlar el acceso a cada una de las páginas sin pasar por el servidor.

  1. La etiqueta meta name para noindex

    Esta metaetiqueta ha de colocarse en la sección <head> de la página. Suele ser la manera más fácil de implementar la característica noindex a una página concreta, normalmente aquellas con contenido poco relevante como pueden ser el aviso legal o la política de privacidad.

    Ésta es la sintaxis de la metaetiqueta para que no sea indexada específicamente por Google:

    <meta name=”googlebot” content=”noindex”>

    Para la mayor parte de los motores de búsqueda la etiqueta válida es:

    <meta name=”robots” content=”noindex”>

  2. Cabecera de respuesta HTTP para no indexación

    Es otra manera de no indexar una página: devolviendo una cabecera X-Robots-Tag: noindex en la respuesta a una solicitud de página conseguirás que los rastreadores no la indexen. Un ejemplo:

    HTTP/1.1 200 OK Date: Tue, 25 May 2010 21:42:43 GMT (…) X-Robots-Tag: noindex (…)

    Errores comunes con el noindex

    no-index-dudas

    “Tengo la metaetiqueta o la cabecera puesta y siguen indexándose las páginas”

    En ocasiones encontramos casos de webs con páginas noindex y que, sin embargo, aparecen en el índice de Google. ¿Cómo es posible? Lo primero que has de comprobar es si la página en cuestión está bloqueada también a través del robots.txt.

    ¿Por qué? Muy sencillo: cuando se bloquea una página a través de dicho archivo, el robot no puede ver la etiqueta y, por tanto, no sabe que debe desindexarla. En este caso, los enlaces desde otras páginas pueden estar sirviendo de puerta de entrada y por eso la indexa igualmente. La solución es sencilla: asegúrate de colocar la etiqueta y también de quitar la url del robots.txt. Puedes comprobar qué páginas están bloqueadas a través de Google Search Console y su probador de robots.txt.

    “Vale, la metaetiqueta está bien y he revisado el robots.txt pero la página sigue indexándose”

    Tranquil@: para que deje de indexarse una página que ya estaba en Google, lo primero que tiene que pasar es que el robot la rastree. Quizá la has añadido y aún no ha pasado por ella. Para acelerar este proceso lo mejor es recurrir a Google Search Console y enviar la url a través del apartado ‘Explorar como Google’.

    “Mi web no indexa nada de nada: ¿qué está pasando?”

    El fallo contrario: un error bastante habitual es olvidarse de quitar la metaetiqueta del <head> que es general para toda la web. Si bien es conveniente hacerlo cuando se trata de una web en pruebas o en desarrollo (para evitar así que Google indexe los contenidos inacabados antes de tiempo) hay que acordarse de eliminarla una vez que la web sea accesible a todos.

#TipsSEO √ La etiqueta noindex: ¿Para qué sirve? ¿Cómo utilizarla? Clic para tuitear

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *