By: Rocío García On: Septiembre 19, 2017 In: SEO Comentarios: 0

El SEO existe y ha venido para quedarse. Te contamos por qué los mitos sobre la optimización en Google son un cuento chino. ¡Entra y descúbrelo!

El SEO existe. No es un cuento chino para dormir a los niños, no es un conejo que sale de un salto de la chistera ni es necesario tomar la pastilla roja para desconectarte de un internet idílico donde Google mágicamente elige por ti.

Así que vamos a decir adiós de una vez por todas a un puñado de mitos del SEO que pululan y que no hacen más que generar confusión acerca de una labor que, para bien o para mal, deberían tener presente todos aquellos que tengan una web o blog si quieren que sus potenciales usuarios los encuentren.

El top 5 de los mitos sobre SEO

1. El SEO es un engaño

Esta falsa creencia puede tener un doble origen. Por una parte, puede ser una frase proferida por aquellos que desconocen los fundamentos de la optimización y por tanto creen que no existe un trabajo detrás de las SERP o no saben nada sobre Google y su algoritmo.

Aparte de la ignorancia, otro motivo feroz y contra el cual los propio SEO debemos luchar, son las malas prácticas que conllevan una fama en declive. Los “vendedores de crecepelo” del SEO prometen entrar en el top 3 sin apenas tiempo y esfuerzo, sin cambios en la web y sin… Vamos, sin nada. Sentimos desilusionar a alguien si reconocemos que esto es prácticamente imposible. Salvo milagros, todos los dominios requieren de una revisión a fondo tanto de su estructura web como de su contenido y de otros muchos aspectos que determinarán su posición en el buscador.

Mitos del SEO: el SEO es un engaño

2. Hacer SEO es saber unos cuantos trucos

A los SEO se nos compara con los magos no en un sentido artístico (eso sería todo un honor) sino más bien en que lo que hacemos no es apreciable a simple vista. Salvando las distancias, ¿alguien ha visto cómo le opera el médico mientras está bajo los efectos de la anestesia general? No, pero los resultados están ahí. Sin embargo, cuando hablamos de SEO nos empeñamos en que todo el proceso esté ante nuestros ojos cuando en realidad hay mucho trabajo “detrás”: a nivel de servidor, de etiquetas de HTML o de enlazado externo. Cosas que no son visibles como usuario de la web pero que pueden determinar el posicionamiento a medio y largo plazo.

Admitámoslo: hay poca magia en el SEO, lo que sí hay es mucha prueba y error, lo cual nos acerca más al mundo científico que al del ilusionismo. ¿Es esto malo? No, es lo que hay porque Google no desvela más que una serie de “buenas prácticas” a tener en cuenta para que la web esté lo más arriba posible. Como no hay manual, los SEO interpretamos, aprendemos, corregimos, nos equivocamos, descubrimos y nos alegramos cuando vemos resultados. No es un trabajo de “piedra, papel o tijera”.

Mitos del SEO: el SEO son trucos para engañar a Google

3. Google odia al SEO (y a los SEO)

Claro, si los dos primeros mitos se dan por buenos lo lógico es que Google tenga un listado de profesionales del SEO para denunciar por crímenes de lesa humanidad. Lo cierto es que la propia definición de Search Engine Optimization es una oda de amor a Google: si hay algo que le gusta al buscador por excelencia es que te preocupes por mejorar tu web, de responder a tus usuarios en internet y de dar información de forma regular. Si lo haces poniéndole las cosas fáciles a su robot (indexando las páginas adecuadas, creando enlaces de forma correcta…) y a tu público (generando contenido relevante, ayudando a responder sus preguntas frecuentes…) entonces puede que consigas más que una bonita amistad.

Mitos del SEO: Google penaliza el SEO

4. El SEO son las keywords

Aquí nos encontramos con una doble vertiente: los que creen que no valen para nada y los que creen que son lo único que cuenta. No vamos a ponernos cultos y a responder a la falacia de inferir que algo es verdadero acerca de un todo porque sea verdad acerca de una o varias de sus partes como si fuéramos Aristóteles en el Liceo de paseo con sus discípulos. Mentira: lo hemos hecho. Pero lo hemos hecho con la mejor de las intenciones y para que se entienda mejor aquí va resumido y aplicado a este caso:

En el SEO se trabaja con KW (correcto)> Las KW son esenciales en SEO (correcto)> Lo único que importan son las KW (incorrecto)

Tomar la parte por el todo es un error clásico; centrarse exclusivamente en la definición de keywords y en crear textos pensando en ellos no nos absuelve como SEO de revisar otros muchos aspectos de los que Google nos habla para que nuestra web esté en óptimas condiciones. Ojo: trabajar con keywords no se resume a introducir expresiones al tuntún en la metaetiqueta correspondiente (por cierto, completamente obsoleta desde 2009). Pensar en las palabras clave conlleva un profundo trabajo de investigación para conocer cómo buscan los usuarios y qué esperan encontrar cuando lleguen a tu web, y para ello lo mejor es echar mano de las herramientas de Google, analizar la competencia y empaparse del sector. Un trabajo que llevará horas pero que sentará la base del éxito futuro.

Y para los que cultivan la idea contraria, un aviso: de nada sirve todo tu trabajo a la hora de diseñar una web perfecta a nivel de usabilidad y que cargue rápida como un cohete si no tienes en cuenta cómo te van a buscar tus potenciales usuarios.

Mitos del SEO: El SEO son las keywords

5. El SEO se hace una vez y ya

Más que un mito, parece el deseo de muchos clientes. “¿Está todo hecho?”, “¿hemos empezado ya a posicionar?”, “¿para qué necesitas volver a acceder a mi web”?. Si quieres trabajar el SEO de tu web, más vale que te armes de paciencia: la clave de la optimización es la revisión continua.

Ese texto perfecto que creaste al principio puede que no esté funcionando tan bien y necesites rehacerlo para responder mejor las dudas de tus usuarios. O cambiaste de dominio y tus enlaces apuntan al lugar indebido. O simplemente han ido surgiendo nuevas necesidades u oportunidades de negocio que no habías barajado al principio de tu plan SEO. Todo esto exige que la estrategia esté viva y que la reconduzcas cuando sea necesario. Bien porque detectes errores en la web, algo que es totalmente normal (y deseable porque te permitirá subsanarlos y mejorar a ojos de Google) o porque quieras potenciar lo que está funcionando, deberás trabajar de manera regular.

Mitos del SEO: El SEO se hace de una sola vez

Y un mito extra: el SEO ha muerto

Cada cierto tiempo vuelve a resurgir la sentencia sobre la continuidad de la optimización en Google. Que si las viejas técnicas ya no sirven para nada, que si lo único que vale es la publicidad, que si a tus usuarios no les gusta el SEO… Te vamos a contar un secreto: el SEO sigue vivo y coleando. Lo que está claro es que el lema del “todo vale” cada día se puede aplicar menos a este sector tan apasionante como necesario. ¿Por qué? Porque si nadie te encuentra de nada te va a servir ser el mejor en lo tuyo. Y sino, piensa en todo lo que has buscado desde tu móvil últimamente, desde un sitio para cenar en tu zona hasta los zapatos que quieres comprarte y que no tenían tu número en la tienda a la que acudiste. O la reserva del último hotel donde fuiste de vacaciones. O cuando estuviste buscando el mejor seguro para tu coche. O consejos para ahorrar en la factura de la luz.

Google ha cambiado tu vida y si tienes un negocio tú tampoco querrás quedarte fuera. ¿Dejamos los tópicos a un lado y empezamos a trabajar ?

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *