By: Leticia Prado On: Septiembre 11, 2019 In: Actualidad, SEO Comentarios: 0

El buscador ha anunciado una evolución del atributo “nofollow” con la que pretende mejorar la identificación de la naturaleza de los enlaces especiales.

Parece que, este año, septiembre también ha supuesto una “vuelta al cole” para Google y para sus desarrolladores. Al menos, así lo hace saber este equipo de profesionales desde su cuenta de Twitter (Google Webmasters, @googlewmc). Casi cada día, han anunciado cambios, actualizaciones y algunos hitos históricos relacionados con el buscador o con algunas de sus herramientas, como esta despedida del antiguo “Search Console” de la que nosotros mismos nos hicimos eco👇🏻.

Despedida antiguo Search Console

En esta ocasión, y por su influencia en el trabajo diario de los SEO, nos fijamos en el anuncio de la introducción de nuevos atributos para los enlaces especiales, hasta ahora, todos ellos identificados mediante rel=”nofollow”. ¿Cómo quiere Google que le marquemos los links que no debe seguir? ¿Qué implicaciones tendrá este cambio en el día a día de tu estrategia SEO?

El ya veterano atributo “nofollow”

Tal y como explica el propio Google en su blog para desarrolladores, el atributo “nofollow” está a punto de cumplir quince años. En sus inicios, allá por 2005, era el principal aliado en la lucha contra los comentarios spam. No podemos olvidar que estos primeros años fueron los del boom del linkbuilding “del malo”: muchos, tras descubrir la posibilidad de transmitir la autoridad de un dominio a otro a través de enlaces, se dedicaron en exclusiva a colocar sus links de manera indiscriminada donde podían.

El “nofollow” nació para protegerse de todos ellos. Y, poco a poco, también se fue convirtiendo en la señal preferida del buscador para aquellos enlaces pagados o patrocinados. En teoría. En la práctica, desde entonces y hasta ahora, allí donde hay una etiqueta rel = “nofollow”, hay un enlace al que el propietario del dominio quiere hacer invisible para Google. Tanto desde el punto de vista de la indexación como desde la perspectiva de la transmisión de autoridad.

Tras quince años, Google considera que la manera de marcar estos enlaces – vamos a llamarlos “no deseados” – debe evolucionar. Por ello, y para evitar más trampas, introduce los nuevos atributos “ugc” y “sponsored”.

Qué atributos de enlace debes utilizar a partir de ahora

El estreno de los dos atributos de enlace, “ugc” y “sponsored”, ha empezado a generar cierto revuelo. Quizás no tanto por la introducción de nuevas etiquetas, sino por las implicaciones que esta evolución puede tener en todo el trabajo previo realizado en HTML a través del rel = “nofollow”. Por eso, primero pedimos calma. Google asegura que no es necesario que nadie haga cambios. Al menos, de momento.

Segundo, como somos muy prácticos, explicamos cuáles son estos recién estrenados atributos y cómo quiere el buscador que los utilicemos:

rel=”nofollow”, el Conocido

Este atributo se debe utilizar en aquellos enlaces que no queramos reconocer y, sobre todo, atribuirles ningún tipo de autoridad o relevancia.

rel=”sponsored”, el Temido

Con esta etiqueta, Google quiere identificar todos aquellos enlaces que estén relacionados con algún acuerdo publicitario (links patrocinados, anuncios, etc.)

rel=”ugc”, el Cajón de sastre

Este último atributo debe utilizarse en todos los contenidos que son publicados o generados por usuarios (UGC son las siglas de User Generated Content) como los comentarios en foros o las respuestas en blogs.

Nuevos atributos de enlace: qué pasa ahora

Desde el 10 de septiembre, ya puedes marcar tus enlaces especiales con estas etiquetas e, incluso, combinarlos entre ellos para darle información pormenorizada al buscador. Como hemos dicho antes, todo lo que hayas marcado con rel= “nofollow” está aceptado y no necesitas hacer mucho más.

Pero, en el fondo, este cambio conlleva una serie de implicaciones que sí se deben tener en cuenta. Hasta ahora, “nofollow” se utilizaba para decirle a Google Search que no siguiese el enlace marcado. Pues bien, a partir de ya, el gigante de internet puede interpretar estas etiquetas como una sugerencia más para su sistema de ranking. Pero no se queda ahí. A partir de marzo del año que viene, el buscador también puede seguir estos enlaces marcados durante el rastreo o la indexación. He aquí el problema. Es decir, aunque los enlaces [hasta ahora] “nofollow” estén debidamente etiquetados, Google los tendrá en cuenta según su propio criterio.

¿Deberíamos empezar a alarmarnos? Nosotros, de momento, vamos a esperar a ver qué camino toma esta “evolución” del “nofollow” y a ampliar la información sobre el tema. ¿Qué te parecen a ti estos nuevos atributos de enlace?

 

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *