By: Leticia Prado On: Junio 25, 2019 In: Diseño y Desarrollo Web, SEO Comentarios: 0

Algunas páginas 404 hacen que el usuario abandone la web. Otras convencen para que siga navegando. ¿Es magia? No, originalidad. Y te damos algunas ideas.

Nos hemos instalado en la cultura de la inmediatez. Por eso, cuando estamos navegando por una web – sobre todo si es una de las de nuestra lista de favoritos – y nos topamos con el temido “Error 404: página no encontrada”, nos pueden los nervios y la abandonamos ipso facto. Solo hay una excepción a este comportamiento: que el mensaje de error consiga llamar nuestra atención y convencernos para que nos quedemos [para siempre] en la web.

Si no quieres que el error 404 perjudique seriamente a tu estrategia SEO, necesitas crear páginas originales que conquisten al usuario y mejoren el engagement de la web. Analizamos qué significa este mensaje de error con algunos de los ejemplos más originales que nos hemos encontrado en internet.

¿Qué es el error 404?

Respuesta simple: es un error que aparece al acceder a una página que ya no existe o cuya URL se ha modificado.

Respuesta compleja: es un código de estado HTTP que el servidor web da al usuario y que indica que la página solicitada no está disponible.

En realidad, a pesar de su conflictividad de cara a la experiencia del usuario, las páginas 404 son más comunes de lo que parece. De hecho, son consideradas como los errores más habituales que se pueden encontrar en internet. Aun así, esto no significa que haya que descuidarlos. Por norma general, cuando los usuarios se encuentran con estos mensajes, suelen abandonar la web sin hacer ninguna otra búsqueda ni lectura. Simplemente, vuelven al buscador o cierran la pestaña sin mirar atrás. Con ello, aumenta la tasa de rebote y tu estrategia SEO se ve seriamente perjudicada.

Por esta razón, es importante comprobar con cierta frecuencia la existencia de páginas en nuestra web que devuelven el error 404. A través de Search Console de Google o de otras herramientas SEO como Screaming Frog o Sistrix, se pueden localizar bien e intentar buscarles solución. Normalmente, las páginas 404 son el resultado de:

  • Errores en la escritura de la URL
  • URL eliminadas o movidas
  • Cambios en las URLs, por ejemplo, por migraciones

Las páginas de error 404 más persuasivas

Además de solucionar todos los errores 404 que pueda haber en tu web, también puedes diseñar páginas originales que llamen la atención de los usuarios, les enganchen e impidan que abandonen de manera inmediata. Estos son algunos ejemplos de páginas 404 muy originales:

Los sencillos y honestos

En ocasiones, solo se necesita tutear a los usuarios y explicarles que esa página no está disponible, pero sí lo están las del resto de la web.

Los que tiran de originalidad

Con imágenes llamativas o por medio del propio sello de identidad de la marca también se puede informar al usuario de que algo ha salido mal en la página y, por eso, no se puede acceder a ella.

 

Inspírate con todos los ejemplos que te proponemos y empieza a cambiar la experiencia de usuario con páginas 404 diferentes. Y recuerda, si tu posicionamiento en buscadores se tambalea, nosotros podemos ayudarte con nuestros servicios SEO.

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *