By: Lilian de Aranda On: junio 19, 2020 In: Actualidad Comentarios: 0

Muchos de nosotros reconocemos los beneficios que aporta la implementación de una buena estrategia adaptada a las necesidades y objetivos de nuestra empresa, y, de hecho, pensamos que es uno de sus pilares fundamentales, pero… ¿qué ocurre cuando vienen tiempos como los actuales, con una crisis de dimensiones todavía desconocidas y donde las perspectivas económicas son de todo menos seguras o previsibles? Pues que muchos podríamos entrar en un estado de semipánico y recortar, precisamente, en los ámbitos en los que menos convendría en estos momentos: en marketing y comunicación o, lo que es lo mismo: en promover nuestra empresa, nuestros valores, nuestros productos y nuestra marca.

De esto ya os hablamos en nuestra anterior publicación sobre qué hacer y no hacer en tiempos de coronavirus, así que no nos vamos a repetir. Los argumentos están ahí para quien necesite refrescarlos. Esta vez, simplemente, queremos dejaros por escrito lo que hemos respondido cuando algún conocido nos ha preguntado si tenía sentido seguir haciendo marketing “justo ahora”. Nuestra respuesta, ya os la imagináis, ¿verdad? 😉

Por qué SÍ hacer marketing en tiempos de crisis

Así que vamos a aprovechar para señalar o recordar algunas de las ventajas y razones por las que no puedes renunciar a tu estrategia de comunicación en tiempos de crisis:

  • Nos ayuda a conocer mejor a nuestro público

Conocer quién es nuestro cliente, potencial o real, es uno de los beneficios más importantes que nos puede brindar el marketing online y la analítica web. En épocas de cambios es una cuestión fundamental, porque los propios usuarios se ven afectados también por esa nueva coyuntura y tienden a variar su comportamiento y hábitos de consumo. Si queremos seguir conociéndolos y saber cómo evolucionan, no deberíamos dejar de comunicar.

Hay otro punto a añadir: en situaciones adversas, se pone de manifiesto lo que más preocupa a los consumidores, “lo que les interesa de verdad”, y tienden a consumir los contenidos que les resultan más importantes y trascendentes.

  • Aumentamos nuestra visibilidad

La visibilidad online no es otra cosa que hacer mostrarte a tu público y que sepa que existes. Que te encuentre cuando busca servicios o productos como los que tú ofreces y, al hacerlo, te descubra. Esto es, en definitiva, lo que te permite una buena estrategia digital de posicionamiento, que te permitirá ganar autoridad y visibilidad. Hoy en día la suerte que tenemos es que no es necesario invertir sumas ingentes en medios tradicionales para conseguir esto. Trabajar con buenos contenidos, en blogs, redes o en la propia web, sumados a estrategias SEO son ejemplos de acciones que te ayudan a atraer al público objetivo correcto, a los que tú pretendes que sean tus clientes, en un momento en el que está todo el mundo conectado y consumiendo más contenidos que nunca.

  • Retenemos a clientes existentes

Es importante que los lazos que tenemos con nuestros clientes se estrechen en momentos de crisis. Para ello, hay que ofrecerles propuestas de valor constantes y personalizadas, entendiendo su situación y problemática actuales y adecuando la estrategia que llevamos a cabo con ellos al nuevo escenario. No se trata, seguramente, de hacer lo mismo, sino de hacerles propuestas adaptadas a esta nueva situación.

Por poner un ejemplo: si mi negocio es una pastelería tradicional, si la venta presencial se ha reducido, sí que puedo intentar vender online, porque otra cosa no, pero pasteles en tiempos de crisis… ¿pensáis que se consumirían o no?… Y aquí dejamos un dato: el consumo de harina y levadura ha ascendido más de un 80% durante esta crisis… habrá gente que ha aprovechado para hacer pasteles en casa (e igual incluso hasta se ha cansado de ello), pero los menos cocinillas… ¡siempre los comprarán!

  • Atraemos nuevos clientes mostrando nuestra faceta más humana

Independientemente si tu negocio es B2B o B2C, lo que es, sin duda, es H2H (human to human). Antes que cualquier otra cosa, en las empresas y organizaciones hay personas. Seres humanos. La idea aquí es que, para atraer nuevos clientes, tendremos que mostrar no sólo nuestros servicios o productos, sino hacerlo evidenciando nuestra faceta más humana y comprometida con el entorno y coyuntura actuales.

En un momento como este, las empresas no pueden dejar de lado esta faceta y se tienen que mostrar más cercanas y empáticas que nunca. Es necesario que muestren su compromiso con su entorno, con la sociedad, aportando, también, su solidaridad y generosidad, sea de la forma que sea.

Las organizaciones deben enseñar cómo contribuyen a paliar la crisis actual, o qué hacen para que resulte más llevadera. Y si no pueden desarrollar su actividad de manera habitual, presencialmente, sí que pueden trabajar sus plataformas de comunicación, aportando contenidos de valor para sus clientes, usuarios, consumidores. Contenidos con sentido, que lleguen y entretengan, diviertan y hagan que todo esto resulte un poquito más fácil. Porque ello, además, contribuirá a mejorar su imagen y reputación.

En el caso de la pastelería que comentábamos: ¿no creéis que sería un momento ideal para que compartiera algunas recetas tradicionales? ¿O algunos trucos de cocina? Indudablemente, con eso ganarían muchos puntos; no sólo con sus clientes, sino seguramente y, sobre todo, con los que no lo son todavía.

Y para concluir, os dejamos una frase del gran escritor Ray Bradbury, con la que nos identificamos plenamente: Uno debe reinventarse a sí mismo todos los días y no sentarse a ver cómo el mundo pasa, sin que uno partícipe.

¿Tomamos cartas en el asunto?

Dejar comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 17 =