By: Leticia Prado On: Noviembre 06, 2019 In: Actualidad, Diseño y Desarrollo Web Comentarios: 0

¿Recuerdas todas las facilidades que nos ha dado Google? Pues, como nos hemos vuelto un poco obsesivos, ahora nos enseña a vivir sin ellas. Atento.

Google es un poco como Juan Palomo: él solo se lo guisa y él solo se lo come. Todo. No importa dónde mires o lo que necesites, ahí va a estar el buscador y sus infinitas utilidades para hacerte la vida un pelín más sencilla. “OK Google, llama a mamá”, “OK Google, cómo se cocinan las lentejas” “OK Google, necesito un médico de digestivo”… Para TO-DO, ahí está.

 

Pero claro, ha dado con nosotros, que nos encantan los atajos y que nos hemos vuelto un poco intensitos. Andamos todo el día con el móvil pegado a la palma de la mano (¿o era a la inversa?), solucionando absolutamente TODO a través de ese diabólico dispositivo: para llegar a casa de tu amigo, Maps; para cuando te pilla la inspiración, Keep; para contestar un email en checoslovaco, Traductor y Gmail; para saber si te estás muriendo por ese dolor en el dedo índice, Buscador… ¿Necesitas que sigamos?

Vamos, a simple vista, es una lucha constante entre máquina VS ser humano en donde tenemos todas las de perder y en la que las prioridades ya están más que marcadas. El móvil ya es el protagonista a la hora de indexar todas las webs, como contamos en este post sobre mobile-first indexing. Pero al César lo que es del César. Es nuestra culpa que hayamos querido aceptar y depender de todas estas facilidades y comodidades desarrolladas por Google. Y, como toda [vamos a llamarlo] adicción, necesitamos una ligera desintoxicación para centrarnos y recuperar nuestra eficiencia.

Si presientes que has desarrollado un poco de ‘nomofobia’ – miedo irracional a estar sin el móvil – quizás te venga bien este paquete de herramientas propuestas por el gigante de internet para que establezcas una relación “más sana” con tus dispositivos. Y, de paso, también volverás a ser el ente productivo que eras antes de esta moda de la hiperconectividad.

Lecciones y aplicaciones para el “bienestar tecnológico”

Dejamos de lado el tono irónico para poner en valor la propuesta de Google. A través de estas ideas y herramientas de “bienestar tecnológico”, podemos intentar controlar y reducir la creciente dependencia de los dispositivos móviles y las redes sociales de la sociedad actual, y de los trabajadores del mundo del marketing en particular.

Unlock clock: el reloj que cuenta las veces que desbloqueas el móvil

Para mirar la hora, por notificación fantasma, para consultar las redes sociales, para utilizar la cámara, por mirar… ¿Podrías decir cuántas veces al día desbloqueas la pantalla del móvil o de tus dispositivos por inercia y sin necesidad? Nosotros respondemos por ti: más de cien. Al día. Lo hemos convertido en costumbre y, aunque parezca un gesto rápido, al final nos hace perder mucho tiempo. Solo tienes que pensar en todas las veces que has ido a mirar la hora en la pantalla y has acabado consultando la oferta de vuelos a Nueva York.

Unlock clock Google

Una vez descargado Unlock Clock en el móvil, esta herramienta se convierte en un fondo de pantalla (no una app) que permite visibilizar simple y llanamente eso: cuántos desbloqueos llevamos en lo que va de día. El objetivo de Google es que tomemos conciencia de nuestro [ab]uso de la tecnología.

Agárrame esas notificaciones con Post Box

Hay dos tipos de personas: las que adoran tener la pantalla llena de notificaciones y las que no pueden respirar tranquilas hasta que no responden a todos los avisos. Los primeros tienen un problema (siempre desde el cariño). Para los segundos, Google presenta Post Box, una propuesta de app con la que se pueden retener y esconder las notificaciones el tiempo que decida el usuario. Es decir, cada uno puede programar en qué momento es mejor que el dispositivo le avise de las citas del calendario, le notifique los mensajes de Whatsapp o le recuerde las actualizaciones de Google Play.

Pasar del móvil en grupo con We Flip

Es toda una paradoja ver cómo grupos de gente, parejas, familias, amigos, compañeros de trabajo o de equipo comparten sus ratos libres: con la mirada puesta en las pantallas de sus respectivos teléfonos “inteligentes”. ¿No sería mucho más sano y más enriquecedor mirarse a los ojos y hablar?

Ya hay fiestas, clases y establecimientos que prohíben el acceso con móviles y obligan a dejar los dispositivos en la entrada. Tú puedes hacer algo parecido con We Flip. ¿Cuánto tiempo crees que aguantaríais sin desconectar del grupo? ¿Quién crees que sería el primero en sucumbir a la tentación tecnológica?

Para curar el síndrome de diógenes de las apps, Desert Island

“Voy a dejar la app de las líneas de autobuses de Lisboa instalada por si vuelvo. Total, aún tengo memoria disponible”. Mal. Los porsiacasos son solo para la maleta de las próximas vacaciones. Todo lo demás sobra. Incluso en el móvil. Muchas de las aplicaciones que descargamos perecen sin actualización ni uso en nuestro móvil hasta que compramos el siguiente. Desert Island propone elegir solo las realmente esenciales y obliga a sobrevivir con ellas durante 24 horas.

Desert Island Google

 

Estas son solo algunas de las propuestas de Google para mejorar nuestra productividad mientras reducimos el uso indiscriminado de las tecnologías. Pero, tal y como informa en su página de experimentos, todo el mundo puede mejorarlas (son de código abierto) y proponer ideas nuevas y diferentes. ¿Se te ocurre algún truco más?

[1] Fotos e información: https://experiments.withgoogle.com/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *