By: Leticia Prado On: Septiembre 24, 2019 In: Actualidad, SEO Comentarios: 0

Muchas de las consultas realizadas en Google se resuelven sin abandonar el buscador. ¿Ha llegado un nuevo momento de crisis para el SEO?

Después de tantos años en marketing digital, hemos llegado a la conclusión de que el SEO es un gato: tiene (al menos) siete vidas. Y ya lleva unas cuantas gastadas, o eso nos han hecho creer muchos gurús en los últimos tiempos. Su decadencia y defunción han sido vaticinadas en numerosas ocasiones por todo lo alto y han creado primero alarma, después escepticismo y, por último (y por suerte) una reacción eficiente de todos los profesionales del sector. Y aquí seguimos.

El último de estos malos presagios señala a las búsquedas sin clic (Zero-Click searches) como las responsables de la pronta desaparición del SEO tal y como lo conocemos. También aprovecha para culpar a Google de querer convertirse en el centro del universo online… Si somos objetivos y analizamos bien los datos, en el fondo (muy en el fondo) esta premonición no hace más que visibilizar una tendencia cada vez más palpable: el descenso de las visitas a una web tras una consulta en Google. ¿Tendrá la capacidad de poner en peligro las visitas orgánicas a las páginas?

Empecemos por el principio: ¿qué son las búsquedas sin clic?

Las búsquedas sin clic o zero-click searches son todas aquellas consultas que se realizan en Google y que obtienen la respuesta adecuada en el propio buscador, sin tener que visitar una página externa. Los casos más recurrentes, los que seguramente ya te han resuelto la papeleta en más de una ocasión, son los relacionados con las consultas meteorológicas, las letras de canciones, recetas, definiciones de palabras…

¿Te suenan? Aparecen en las primeras posiciones de la página de resultados de búsqueda y responden con tal exactitud a la cuestión que no hace falta mirar nada más, ni siquiera hacer scroll. Como consecuencia, el tráfico orgánico de muchas webs ha decrecido de manera notable (sobre todo en los últimos meses) y los responsables de SEO y de contenidos ya se han echado a temblar.

¿Cuánto de verdad y cuánto de leyenda hay en este terror hacia las zero-click searches?

No vamos a negar que algo de verdad sí que esconde. Y las cifras lo demuestran. SparkToro informa sobre los últimos datos recopilados por Jumpshot, una plataforma especializada en el análisis y recopilación de datos relacionados con las estrategias de marketing online. Según el informe, en junio de este año las búsquedas sin clic superaron la barrera psicológica del 50%, frente al 45% de los clics procedentes de búsquedas orgánicas.

Zero-click searches junio 2019

Fuente: Jumpshot vía SparkToro

La tendencia se ha estabilizado en los últimos años, al menos en Estados Unidos, pero las búsquedas con clic a webs fuera del entorno Google aún siguen dominando las estadísticas.

Comparativa zero-clicks searches - organic searches

Fuente: Jumpshot vía SparkToro

Además del afianzamiento de las consultas resueltas sin abandonar el buscador, se percibe su predominio en las búsquedas realizadas desde dispositivos móviles (más que en las versiones escritorio):

Hasta aquí todo bien pero ¿cómo consigue Google las respuestas para las Zero-Clicks searches?

En su afán por simplificar la vida de los usuarios y solucionar sus dudas de manera sencilla e inmediata, Google ha relegado su función de buscador para convertirse en la “enciclopedia suprema”. Esta es la base sobre la que se asienta el creciente triunfo de las Zero-Clicks searches. El gigante de internet se alimenta de toda la información que proporcionan las webs indexadas, la clasifica y la ofrece perfectamente ordenada para que el internauta no tenga que hacer nada más.

Entrar a formar parte de los referentes de Google para esas búsquedas sin clic (aunque perjudiquen al tráfico orgánico en el corto plazo), también es SEO. ¿Cómo podemos buscar y conseguir nuestro hueco? A través de diferentes estrategias, como son el uso e implementación de los llamados datos estructurados, el aprovechamiento del auge de las búsquedas por voz o la mejora de los contenidos del sitio.

Desde el punto de vista del SEO, ¿qué se puede hacer ante el boom de las búsquedas sin clic?

Hay dos opciones:

  • Dejarse llevar por la derrota y permitir que sean los resultados de pago o los seleccionados por Google los que se lleven la atención de los usuarios.
  • Sumarse al cambio y remontar las cifras de clics orgánicos a la web con un aumento de los esfuerzos en la estrategia de SEO.

Como nosotros nos negamos a dar nada por muerto, nos decantamos por la segunda opción. No pierdas de vista la calidad de los contenidos de tu web, mejora el linkbuilding con enlaces de calidad, cuida al detalle los datos estructurados, consigue clics de otras fuentes como las redes sociales… En definitiva, no bajes la guardia en SEO y recuerda que puedes perder esta batalla [momentáneamente] y, al final, acabar ganando la guerra…

Y tú ¿has notado algún cambio como consecuencia de las zero-click searches?

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *