By: Marci On: Diciembre 17, 2015 In: SEO Comentarios: 0

Que es necesario aparecer en las primeras páginas de los buscadores ya lo sabemos, pero, ¿en qué consiste eso del SEO? La Wikipedia define el SEO como un proceso para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. También es frecuente nombrarlo por su título en inglés, SEO (Search Engine Optimization).

A principios de los 90 y hasta que Google apareció, en 1996, surgieron varios buscadores. Por aquel entonces, casi no había competencia en la red por lo que el posicionamiento se daba de manera realmente natural, sin necesidad de un trabajo especializado. Fueron surgiendo muchas páginas webs y sus dueños se percataron que, para atraer visitantes, tenían que ganar visibilidad. Y a partir de este momento fue dada la salida para la creciente competición del SEO.

Con tantos cambios desde su aparición, el SEO se ha convertido en una de las especialidades más dinámicas. Tan solo hay que echarle un vistazo a actualizaciones como Colibrí, Penguin, o Panda para darse cuenta de cómo ha evolucionado en los últimos años.

¿Cómo funciona el posicionamiento web?

Por supuesto, los buscadores no ofrecen una guía sobre “cómo posicionarse” por lo que los técnicos SEO se dedican a entender sus pistas y descifrar los factores básicos para ocupar las primeras páginas. En líneas generales, tienen en consideración dos factores básicos: la relevancia y la autoridad. ¿Y qué es eso? Pues la autoridad hace referencia a la popularidad de una web y se basa, principalmente, en la experiencia del usuario. La relevancia está relacionada con conexión entre una búsqueda determinada y la página en cuestión. Ahí se centra gran parte del trabajo de los técnicos SEO, en preparar los cientos de factores internos en un website que determinan su posicionamiento.

El SEO: un solo objetivo e incontables vías

Cuando hablamos de factores on-site, nos referimos a la optimización interna de la web y todo su contenido en general: metaetiquetas, formato de las URLs, tiempo de carga, etc. En contrapartida, el SEO off-site se centra en los factores externos a la web: calidad y número de enlaces, presencia y relevancia en las plataformas sociales, autoridad de marca, etc.

Según las “pistas” que van dejando los buscadores, los especialistas en SEO emprenden unas u otras acciones, siempre con el objetivo de llegar al Top Ten. Si se unen al equipo de los “buenos”, basan su trabajo en el White Hat SEO, que son las técnicas éticamente correctas y que cuentan con la bendición de los motores de búsqueda. El equipo de los “malos” se dedica a ignorar la legalidad e invertir en una arriesgada estrategia para obtener beneficios a corto plazo o para sabotear la competencia.

El trabajo de posicionamiento web es bastante amplio y cada vez más elaborado. En las siguientes entradas, seguiremos hablando de los factores que influencian en el rastreo e indexación de los sitios web por los motores de búsqueda.

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *